La Nación 

Un repaso por los valores actuales para tener ese oasis de frescura en casa con costos de construcción, tendencias en diseño, alternativas de mantenimiento y consejos.

Se asoman los primeros días a pleno sol y calor y muchos empiezan a soñar con una pileta en casa. Para disfrutar con la familia, con amigos, un oasis en el jardín para pasar todo el día al aire libre sin salir del hogar. “Una pileta no solo te ofrece un espacio de esparcimiento y recreación, sino que decora al jardín, hermosea el hogar y realza a toda la propiedad en sí, es un espejo de agua para contemplar”, dice Juan Selvas, dueño de Selvas Natatorios.

¿Pero cuánto sale hoy construir una pileta? ¿Cuánto más que el año pasado? La inflación determina cifras bastante elevadas en relación a 2021, tanto es así que el costo actual de tener una pileta se elevó en un 50%. En pesos, según Santiago Basile, socio gerente de Perpool, llega a los $2.900.000 aproximadamente, mientras que el costo en dólares se mantiene y es de alrededor de U$SS10.000.

Las más buscadas

Por estos días, según Basile, la demanda en CABA solo se concentra en determinados barrios como Belgrano o Barrio Norte, mientras que las construcciones crecen en zonas de barrios cerrados como Nordelta, Canning y Hudson. Además, asegura que “con la pandemia aumentó notablemente la construcción de natatorios. Fue muchísima la cantidad de gente a las que quizás ni se les cruzaba por la cabeza construir una pileta y luego del coronavirus decidieron hacerla”. El socio gerente de Perpool considera que la principal razón es que durante el aislamiento la gente pasaba más tiempo en su casa y disfrutaba más del hogar, cuando antes prefería irse de viaje. “Ahora quizás eligen hacer la pileta y posponer un viaje, además con los incrementos del dólar para viajar al exterior, la gente se inclina por invertir en su casa, porque, además, una pileta levanta el valor de la propiedad y es algo para siempre”, advierte.

Minimalismo, clásicos y tendencia

La tendencia va por el lado de diseños minimalistas, de líneas rectas y bordes infinitos, y, en cuanto a los tonos, si bien siguen fuerte los clásicos como el azul profundo o el celeste fuerte, la paleta oscura comienza a abrirse paso entre los colores tradicionales. Según explica el dueño de Selvas Natatorios, actualmente predominan diseños de líneas rectas con playa o solárium húmedo y bordes rectos y lisos. Y en cuanto a los colores, además de los tradicionales de revestimiento como el celeste, azul, turquesa o blanco, se abren paso las tonalidades oscuras, ya que muchas veces es la mejor forma en la que acompañan el estilo de la casa y el jardín.

La pintura es otro ítem fundamental que no debe descuidarse, y, en este punto, un buen mantenimiento es muy importante. Según considera Guillermo Ortega, gerente de la red Sui Color, los productos ideales para pintar todo tipo de piletas en la actualidad son las pinturas al agua que no necesitan ningún tipo de diluyente, y que resultan más económicas. Por ejemplo, una lata de cuatro litros a base de agua de primera marca, cuesta unos $6500 aproximadamente y una al solvente al caucho está $ 8500. Pero además, en el caso de las pinturas al solvente hay que comprar un diluyente que cuesta aproximadamente $900 por cada cuatro litros de pintura. “Si la pileta mide 3 x 6 metros y tiene un metro de profundidad en promedio se necesitan ocho litros de pintura al agua. A esto se le debe agregar el costo de los pinceles y/o rodillos más la mano de obra”, explica Ortega. “Para dar una orientación podría decirse que un pintor particular está cobrando en el mercado entre $ 4000 y $ 5000 por día y si lleva un ayudante habrá que sumarle un jornal diario de $ 3000. Es muy importante tener en cuenta el estado de la pileta: si el pintor llega y tiene la pileta vacía trabajará unos tres o cuatro días. Si tiene que repararla, limpiarla y vaciarla será una semana o algo más. El clima de los días en que se pinte es fundamental para el trabajo y el secado. Si van a hacer esta tarea un pintor y un ayudante se deberá calcular entre $ 30.000 y $ 80.000 en total de los dos costos pero dependerá mucho del tamaño de la pileta también”, dice

En cuanto al mantenimiento de la pintura, el gerente de Sui Color asegura que aquellas piletas que tienen filtro y que mantienen el agua limpia durante todo el año pueden durar entre dos y tres años sin necesidad de repintado. “Si la pileta se llena de verdín, dejan que el agua se pudra, se llene de bichos y se acumulen hojas secas que luego se pudren, habrá que pintarla todos los años”, aclara.

Entradas recomendadas