Cálidos y fuertes, los tonos de la paleta. Van desde el verde intenso, pasando por el azul, amarillo hasta los pasteles.

Tonos neutros

1 / 6

La pintura color champagne es el resultado de varios tonos muy pálidos, basados en pigmentos amarillentos, rojo y blanco como base. Estará de última moda en 2021 y logrará crear un ambiente de elegancia con un aspecto suave y soñador en el ambiente en que se lo aplique. Cuando se utilice este color para complementar otro, se debe asegurar de aplicarlo moderadamente, ya que ésta es la clave para que proporcione una sensación fresca y elegante.

Con estilo

2 / 6

El lila, en su gama más suave, crea espacios elegantes y femeninos. La habitación de una adolescente puede ser pintada de este color y si se la decora con artículos blancos la ganará luz. Además, si se le suman textiles en tonos tostados, aportará calidez.

Al natural

3 / 6

Las paredes pintadas con un verde oscuro, trasladarán a la habitación de tu hijo directamente a la selva amazónica. Ideal utilizarlo si el espacio tiene mucha luz natural. Puede decorarse con maderas oscuras y envejecidas para sumar calidez y personalidad.

Explosión de color

4 / 6

El amarillo es un color que no suele verse mucho en cocinas, al menos en las paredes que van pintadas. Pero estará de última moda en 2021. Vale destacar que se trata de un color muy luminoso. Es alegre, vital e irradia mucha energía. Nada mejor que usarlo en uno de los ambientes más visitados de la casa por toda la familia.

Pura inspiración

5 / 6

El azul es difícil de ser combinado, pero tiene características que lo hacen especial e ideal para ciertos espacios, como puede ser un escritorio. Relaja y permite una gran concentración.

El poder de la tierra

6 / 6

Un color fuerte que nace de la tierra: el marrón. Combina perfectamente con la madera en todos sus tonos y en distintos ambientes, incluso en el baño.

Fuente: Red Sui Color, más que una pinturería (www.propimat.com.ar)

Entradas recomendadas