Infobae – Economía

Para que se mantenga en buenas condiciones expertos recomiendan proteger el agua y cuidarla de la suciedad y hojas que se pudren. Si está a la intemperie todo el año aconsejan taparla con una lona. Qué tipos de pintura usar según el tipo de construcción. Cómo hacer con los bordes que queman.

Se acerca el calorcito y quien tiene la opción de tener una pileta de natación a pasos de casa debe observar si está en condiciones para disfrutarla. Acción que muchos emprenden a esta altura del año para detectar si está bien de pintura o necesita alguna mano y algún tipo de arreglo para lucir en estado óptimo.

Dependiendo de su mantenimiento, los expertos recomiendan pintarla según su uso durante el año. Las que son in/out pueden durar más porque disponen de un cerramiento que las protege de la intemperie permanente.

Algo clave que precisaron los especialistas consultados es que las piletas que tienen filtro y mantienen el agua limpia durante todo el año pueden durar 2 o 3 temporadas sin necesidad de repintado, sobre todo si el trabajo previo está bien hecho o si la piscina no tiene ningún problema estructural.

Guillermo Ortega gerente de la red Sui Color, dijo a Infobae, lo siguiente: “Si la pileta se llena de verdín, dejan que el agua se pudra, se llene de bichos y se acumulen hojas secas que luego se pudren, habrá que pintarla todos los años. Lo único que puede pasar en una pileta y que sucede año a año, es que la parte de afuera del nivel del agua siempre se decolora un poquito. Entonces lo ideal es todos los años darle una mano de pintura al borde”.

También se recomienda utilizar pintura térmica en los bordes, la cual se usa mucho ahora para no quemarse los pies antes de meterse, porque los rayos del sol cada vez son más intensos y la superficie “hierve” sobre todo entre las 13 y las 16 horas.

“Si la pileta se llena de verdín, dejan que el agua se pudra, se llene de bichos y se acumulen hojas secas que luego se pudren, habrá que pintarla todos los años” (Ortega).

Si el trabajo de base está bien realizado debe priorizarse el mantenimiento del agua para que no se forme musgo ya que queda muchos meses a la intemperie. Eso es fundamental.

“Hay piletas de natación con 5 años sin repintado pero que están muy bien mantenidas. Si, por ejemplo, en invierno las tapan con una lona. Eso ayuda a la duración de la pintura. Si durante todo el año se mantiene bien el agua, no habrá problemas. Si la labor de pintura se realizó en los tiempos adecuados, no se englobó ni nada por el estilo, no habrá inconvenientes y durará”, dijo Ortega.

 

Qué productos son aconsejables

Para pintar una pileta de natación de mampostería se recomienda el uso de pinturas de base solvente con caucho clorado o acrílico, o pinturas base agua acrílicas.

“Si bien las primeras son más resistentes químicamente, la segundas prácticamente no liberan olor por lo que hace mas agradable su aplicación. En ambos casos es importante la preparación de las superficies, haciendo énfasis básicamente en la limpieza. Sobre las venecitas no recomendaría nada, las superficies vítreas no son compatibles con el buen anclaje y fijación de las pinturas”, precisó a Infobae Facundo Delaico, director comercial de Best Paint-Pinturas Aike.

Los productos ideales para todo tipo de piletas son las pinturas al agua que no necesitan ningún tipo de diluyente ya que el agua funciona como tal.

Y también las pinturas al solvente. Pero en este último caso hay que comprar un diluyente que es muy caro (salen por encima de $3.000 por lata de un litro) y que además tiene un olor muy muy fuerte.

Ortega, explicó: “Entonces es muy complicado usarlo por el olor, porque hay gente a la que le puede hacerle mal incluso si se utiliza la pintura en un espacio abierto. Lo más conveniente es emplearlo con máscara pero es incómodo y no todo el mundo está acostumbrado. Lo más novedoso son las pinturas al agua. Están en el mercado hace unos 7 años aproximadamente. Son más novedosas y prácticas”.

En el caso de las piletas revestidas con venecitas lo ideal es no pintarlas porque la pintura comienza a despegarse. Una cosa es la venecita fuera del agua y otra es dentro que con la presión no aguanta. Lo que hay que hacer, es repararlas o sino sacarlas, emparejar con mezcla, con revoque, con el material con el que está hecha la pileta y después pintar.

 

Cómo preparar la superficie y cuanto debe esperarse una vez pintada

Si la pileta es de material y dependiendo de la gravedad de la fisura, grosor y profundidad, es el trabajo que se deberá hacer.

Delaico, dijo que “para las fisuras más frecuentes, las cuales son poco profundas, lo ideal es aplicar selladores acrílicos que se proveen en pomos”.

Si la grieta es muy chiquita se le pone una silicona nada más. Si es una fisura más grande se utiliza un disco. Se hace como una Ve corta en la grieta para que tenga más superficie de apoyo en la masilla. Hay una masilla especial en el mercado para eso que viene del mismo color de la pileta, azul o blanca y es especial para que después esté bajo el agua.

Ortega, añadió que “si las fisuras son muy grandes es otro tema, la pileta trabaja porque no está toda hecha en un bloque. A veces no están bien apoyadas y se parten. Ahora las grietas normales de cualquier revoque con esa masilla se tapan. Pero hay que tener en cuenta que al aplicarla hay que sumarle uno o dos días más para que esa masilla se seque. No se puede pintar antes. Se puede dar una mano a toda la parte limpia, se deja uno o dos días para que la masilla seque y luego se le da una mano sobre la grieta y finalmente una segunda mano de pintura a todo”.

Debido a la necesidad de evaporación de los solventes, al curado y por supuesto al secado del producto, para usar la piscina lo ideal es esperar al menos 7 días luego de realizado el trabajo para llenarla de agua.

 

Costos de productos y mano de obra

El costo de la mano de obra dependerá mucho del tamaño de la pileta. Para dar una orientación podría estimarse que un pintor particular está cobrando en el mercado entre $4.000 y $5.000 por día y si lleva un ayudante habrá que sumarle $3.000 por jornal. En algunas zonas esta labor oscila cerca de los $10.000 diarios.

Es muy importante tener en cuenta el estado de la pileta: si la tiene que vaciar, limpiar, reparar, entre otras labores. Si el pintor llega y tiene la pileta vacía trabajará unos 3 o 4 días. Si tiene que repararla, limpiarla, vaciarla, será una semana. Si va a trabajar un pintor y un ayudante se deberán calcular entre $30.000 y $80.000 en total de los dos costos pero dependerá mucho de la medida de la pileta.

“Es algo complicado de estimar porque hay que ver el trabajo que hay que hacerle a la pileta y el tiempo que lleva. Los pintores individuales particulares chicos calculan el trabajo por día. Muchas veces lo hacen rápido, se apuran y lo hacen mal. Los ayudantes en general lijan, limpian y barren. Luego pueden pintar la pileta con máquina donde se da una mano un día y la segunda mano al otro. Entonces se termina rápido. También puede pintarse con rodillo pero se tarda más”, dijo Ortega.

En cuanto a la pintura, los precios son muy variados, se trata de un producto mas costoso que pinturas estándar para paredes, siendo la base solvente mas cara.

Delaico amplió que “esto se debe a que son recubrimientos más específicos, diseñados para la inmersión, la resistencia al cloro, a los rayos UV, entre otros detalles, por lo tanto su fórmula requiere de determinadas materias primas que son mas sofisticadas”.

Una pintura en base agua cuesta unos $6.000 aproximadamente la lata de 4 litros y una pintura al solvente sale cerca de $8.000 la lata de 4 litros (según la piscina pueden necesitarse como mínimo dos latas). Un sellador para pared en pomo de 450 gramos parte desde $2.000 por unidad; por latas arrancan desde $5.000 por kilo y cuarto.

“El tiempo de repintado de una piscina está dado por la imagen que queremos tener de ella más que nada por la decoloración y en el desprendimiento parcial de la película. Sin embargo lo ideal es repintar cada dos años, o sea, no dejar pasar más de dos temporadas sin hacerlo”, concluyó Delaico.

Entradas recomendadas